Share on Twitter Share on Facebook Share on Google+

Parque Nacional de Monfragüe

“Monfragüe se encuentra situado en Extremadura, en la provincia de Cáceres, próximo a las ciudades de Plasencia, Trujillo y Navalmoral de la Mata. Su eje vertebrador es el río Tajo que trascurre por suaves montañas rodeado de extensas dehesas.
Desde que fue nombrado un espacio protegido ha ido consolidándose como un lugar perfecto para la observación de aves. En este parque se puede disfrutar del vuelo de las cigüeñas negras, buitres, águilas imperiales o alimoches. Monfragüe también cuenta con unos paisajes y una vegetación incomparable, siendo uno de los ejemplos mejor conservados del bosque mediterráneo. Gracias a estas peculiares características en el año 2007 sería nombrado Parque Nacional.

Pero Monfragüe también cuenta con numerosas muestras de la presencia humana a lo largo de la historia, ya este paisaje ofrece lo necesario para el asentamiento humano, como el agua, bosques con frutos, caza, etc. Los vestigios humanos más destacables son las pinturas rupestres que albergan las sierras de Monfragüe, destacando las de la Cueva del Castillo, en la cara sur de la Sierra de las Corchuelas. Los alrededores del Parque cuentan con numerosos restos de diferentes épocas, tanto prerromano, como romano, siendo a a estos a los que debemos el nombre actual, ya que lo bautizaron como Monsfragorum (Monte Fragoso).

Durante la Edad Media, estas tierras están marcadas por la ocupación musulmana, donde según las crónicas de la época, se construye el Castillo de Monfragüe, llegando hasta hoy los restos de numerosas restauraciones que se hicieron por las ordenes militares que tomaron esta plaza. La torre redonda es del siglo XII, y la pentagonal del siglo XV.

En siglo XV también se construye el Puente del Cardenal, facilitando las comunicaciones entre Plasencia y Trujillo. En el interior del Parque Nacional solo encontramos un núcleo de población, Villarreal de San Carlos, que se trata de una pedanía perteneciente a la localidad de Serradilla, y que fue fundad por Carlos III para controlar los atracos producidos por los bandoleros de la zona. ”